“EVASION VASCA A CATALUNYA”.

Fuga de soldados presos en un batallón de trabajadores.


Aiyoa Arroita Lafuente & Jesús Pablo Domínguez Varona.


Recientemente en un grupo de facebook llamado “Buscando Desaparecidos de la Guerra Civil Española”,  un familiar de desaparecido subía dos hojas de un archivo que le habían enviado del archivo de Salamanca, a solicitud en el Portal de Archivos Españoles, Víctimas de la Guerra Civil y Represaliados del Franquismo (PARES).

Ese familiar es Beñat Medinabeitia, sobrino-nieto de Juan Ganchegui Azcagorta, soldado republicano desaparecido en 1938. Colgó dicho archivo en el foro porque no tenia muy claro el significado de aquellos papeles, más cuando el había solicitado otro documento distinto, cuya referencia figuraba en la citada página del PARES. El documento solicitado era una simple cartulina en la que figuraban unos breves datos recogidos por el servicio de información franquista al acabar la guerra y que forma parte del material recopilado por la dictadura entre 1939-1975. Esas cartulinas no dejan de ser una simple referencia del pasado militar o político de la persona investigada, junto con su nombre, edad, lugar de procedencia y en algunos casos su filiación política.

ficha

Unica fotografía que hay de Juan Ganchegui, aportada por Beñat Medinabeitia a Crónicas a pie de fosa. Abajo el el sello estampado del batallón U.H.P. y una de sus firmas rescatada de las nóminas.

Sin embargo esas dos hojas remitidas por el Archivo de Salamanca eran otra cosa, un informe de “inteligencia militar” del Xº Cuerpo del Ejército de la República (Ejército del Este). En él había un listado de nombres con su filiación, familiares y procedencia, en el que declaraban ante un oficial del Estado Mayor de Información, sobre asuntos estrictamente militares. La causa de las declaraciones fue porque eran evadidos de un batallón de trabajadores, prisioneros del bando rebelde en la provincia de Huesca y pasados a territorio leal republicano.

collage2

Documento Portal de Archivos Españoles.Víctimas de la Guerra Civil y Represaliados del Franquismo (PARES). Enviado a Crónicas a pie de fosa por Beñat Medinabeitia.

El informe, en cuanto lo vimos rápidamente. nos sonó muy similar a los que recientemente tuvimos que investigar para el reportaje “Informes secretos de evadidos antes y después de la caída de Bilbao. El Servicio de Información Vasco”, publicado en este mismo blog en junio de 2018.

Ese tipo de documentos eran secretos en su momento, ya que contenían información confidencial de movimientos de tropas y armamento en los distintos frentes de guerra. Y una vez incautados por el ejército franquista, fueron fuente de inspiración para la represión posterior. Su destino tras la guerra fue el Archivo de Salamanca.

Los que nosotros consultamos son copias microfilmadas enviadas de ese archivo y que hoy están en el Archivo Histórico de Euskadi- Euskadiko Artxibo Historikoa. Bilbao, y pertenecen al Fondo del Gobierno Vasco- Departamento de Defensa en 1936/37. Están fechados entre el 27 de abril y el 8 de junio de 1937, antes de la caída de Bilbao; entre el 6 de julio y 17 de agosto de 1937, después de la caída de Bilbao; y uno del 7 de enero de 1938 con el Gobierno de Euzkadi en Catalunya.

Este otro documento que nos ocupa, está redactado el 21 de febrero de 1938 en un despacho del Estado Mayor del Xº Cuerpo del Ejército Popular de la República, en Barcelona. Este Cuerpo de Ejército está compuesto por las divisiones 30ª, 31ª y 34ª y su sector es el de Balaguer-Segre. Se crea en junio de 1937 y durará hasta el 9 de febrero de 1939 tras la caída de Catalunya en poder de los sublevados.

Pertenece al Grupo de Ejércitos de la Región Oriental (GERO) que aglutinaba los que defendían Catalunya, que todavía se mantenía fiel a la República. Estaban bajo el mando supremo del General Juan Hernández Saravia y participarán en la Batalla del Ebro, Batalla del Segre y Campaña de Catalunya.

El informe que nos ocupa, muestra la declaración de los 18 soldados presos, todos pertenecientes al desaparecido Ejército de Euzkadi, que se fugaron del campo de trabajo donde estaba destinada su compañía de soldados trabajadores. En el mismo, en la parte final declaran asuntos de suma importancia para la inteligencia militar republicana.

5

“Gudaris empleados en el trabajo de fortificación”. Frente de Aragón. 24.12.37. Alto Aragón.-Jaca-Sabiñanigo. Biblioteca Digital Hispánica, GC-CAJA/39/10. Prisioneros republicanos en varios frentes.

El mismo dice así:

INFORMACION QUE FACILITAN.

Unidad a la que pertenecen: A la 1ª Compañía 115º Bon. de Trabajadores.

Organización de su unidad: Su compañía la forman unos 160 hombres, que están divididos entres grupos: Uno repartido de 96 hombres repartidos entre Yebra y Sobás. Otro en Larrés de unos 50 o 60 hombres. Han oído decir que su Batallón lo forman trece Compañías y el total aproximado unos 2.300 hombres. Ignoran donde se encuentran las otras Compañías.

Mandos: Su Compañía la manda un Teniente cojo que se llama José Castro. El Bom. lo llama el Comandante Benigno Castresana no conociendo otros mandos superiores. Los trabajos los dirigen dos Tenientes de Ingenieros llamados Peña y Campo.

Otras fuerzas: Al O. de Yebra en la loma del cementerio hay una compañía que creen es del Regimiento San Marcial con tres morteros del 81. En el Coronazo dos Compañías del mismo Regimiento.

Fortificación: Su grupo lo dedican a la construcción de un camino desde el pueblo de Sobás a las posiciones de El Cuezo. Este camino es de herradura y han aprovechado el que ya existía en dicho sitio. Al O. de Yebra donde está la Compañía señalada anteriormente tienen dos nidos de cemento para A.A. y creen están haciendo un polvorín. Esta posición tiene alambrada circular doble.

Armas automáticas: En una casa de las afueras de Yebra detrás de la iglesia tienen emplazada una ametralladora y en una explanada próxima otra. En la loma del cementerio tres fusiles A. y en el Coronazo, dos máquinas Hotchkiss

Blindados: Dicen que tienen dos blindados para hacer el suministro de Yebra a la casilla del km. 8.

Probables intenciones del enemigo: Dice que los fascistas tienen miedo a que realicemos un ataque por este sector.

Efectos que se les recoge: 115 pesetas en billetes facciosos, carnets, cartas familiares y fotografías.

En dicho informe vienen los espacios para firma del Oficial de Información, del Jefe del E.M. accidental y de los declarantes, pero que no está firmada por ninguno. Es algo habitual por ser copias de informes para archivo. Tampoco lleva sellos estampados.

Los nombres de los soldados prisioneros. fugados del Batallón de Trabajadores número 115, junto con algunos datos sobre su filiación. Mantenemos su grafía original en castellano al igual que los nombres de los pueblos y provincias.

Jerardo Eguia Lausorica: soldado natural de Lequeitio (Vizcaya), hijo de Julián y Juana, nació el 5 de agosto de 1909, casado, profesión marinero, perteneciente al reemplazo de 1930. Afiliado al Partido Nacionalista Vasco.

Jeronimo Echevarria Lecue: soldado natural de Mungia (Vizcaya), hijo de Joaquín y Julia, nacido el 12 de enero de 1912, soltero, jornalero, perteneciente al reemplazo de 1933, afiliado al Partido Nacionalista Vasco.

Manuel Cahué Artola: soldado natural de Baracaldo (Vizcaya), hijo de Isidoro y Francisca, nacido el 3 de junio de 1912, casado, carpintero, perteneciente al reemplazo de 1932. Era directivo de la U.G.T de Renteria.

Andrés Beltran Elosegui: soldado natural de Alza (Guipuzcoa), hijo de Jenaro y Josefa, nacido el 24 de enero de 1910, perteneciente al reemplazo de 1931, soltero, albañil, afiliado al Partido Nacionalista Vasco.

Enrique Barrena Borroño: soldado natural de Gorocica (Vizcaya), hijo de Ambrosio y Josefa, nacido el 14 de julio de 1910 y del reemplazo de 1930, soltero, chófer, afiliado al P. Nacionalista Vasco.

Andrés Arrizabalaga Inda: natural de Zarauz (Guipuzcoa), hijo de Andrés y Sabina, nacido el 24 de enero de 1918, soltero, tornero, afiliado al P. Nacionalista Vasco.

Nicolás Bilbao Bilbao: natural de Sopelana (Vizcaya), hijo de Francisco y Epifania, nació el 29 de abril de 1914, soltero, metalúrgico, pertenece al reemplazo de 1936, afiliado al Partido Nacionalista Vasco.

Jesús Ladislao Bolumburu: natural de Lujua (Vizcaya), hijo de Ignacio y Secundina, nació el 18 de marzo de 1911, pertenece al reemplazo de 1932, casado, profesión chófer. Afiliado a Izquierda Republicana.

Alberto Pérez Peña: natural de Algorta (Vizcaya), hijo de Marcelo y Lucia. Nació el 26 de abril de 1918, soltero, dependiente, pertenece al reemplazo de 1940, afiliado a la U.G.T.

Marcial Inchuspe Rezola: natural de Oyarzun (Guipuzcoa), nació el 18 de enero de 1916 hijo de Roque y Teresa, soltero, jornalero, pertenece al reemplazo de 1937, afiliado P. Nacionalista Vasco.

Vicente Iriarte Aztola: natural de Aramayona (Alava) hijo de Vi- Federico y Balbina, nació el 22 de febrero de 1916, soltero, labrador, pertenece al reemplazo de 1937, afiliado al Partido Nacionalista Vasco.

Elias Zabala Sarria: natural de Gatica (Vizcaya) hijo de Antonio y Felipa, nació el 16 de abril de 1916, soltero, marinero, pertenece al reemplazo de 1937, afiliado al P.N.V.

José Ganchegui Lizarralde: natural de Vergara (Guipuzcoa), hijo de Valentín y Josefa, nació el 19 de marzo de 1915, soltero, labrador, pertenece al reemplazo de 1916.

Francisco Bilbao Gastañaga: natural de Meñaca (Vizcaya), hijo de Vicente y Lorenza, nació el 2 de febrero de 1913, soltero, albañil, pertenece al reemplazo de 1934, afiliado al P.N.V.

Enrique Iriarte Onzueta: natural de Escoriaza (Guipuzcoa), hijo de Luis y Juana, nació el 15 de julio de 1910, soltero, fundidor, pertenece al reemplazo de 1931, afiliado a la U.G.T.

Emilio Hernández Vazquez: natural de Bilbao (Vizcaya), hijo de Emilio y Agueda, nació el 29 de septiembre de 1916, soltero, hornero de fundición, pertenece al reemplazo de 1937, afiliado a S.O.V.

Juan Ganchegui Azcargorta: natural de Vergara (Guipuzcoa), hijo de Saturnino y Pascuala, nació el 3 de enero de 1915, soltero, jornalero, pertenece al reemplazo de 1936, afiliado al Partido Comunista.

Agustín Mendizabal Bilbao: natural de Urduliz (Vizcaya), hijo de Celestino y Felisa, nació el 29 de noviembre de 1918, soltero, jornalero, pertenece al reemplazo de 1939, afiliado al S.O.V.

LA HISTORIA DE LA FUGA.

Larrés, Yebra de Basa y Sobás son pequeños pueblos oscenses que, en la fecha citada, estaban bajo el control de las fuerzas sublevadas, a retaguardia del frente de guerra. A pesar de ello contaban con guarniciones militares que controlaban los montes cercanos y accesos de carretera. Larrés pertenece al ayuntamiento de Sabiñanigo, a escasos 17 kilómetros de Yebra de Basa y Sobás, en la comarca de Alto del Gallego. Estos últimos están uno al dado del otro y si hacemos caso del informe de inteligencia, tenían un destacamento de prisioneros de 96 hombres de forma conjunta.

yebra de basa

sobas

Yebra de Basa y Sobás (Huesca). Había una sección de un batallón de trabajadores en cada pueblo . Imágenes Google.

Tal grupo de prisioneros y sus captores tenía un sentido militar auxiliar, ya que según los declarantes estaban realizando, como mano de obra esclava en un batallón de trabajadores, un camino de herradura para el acceso de tropas y materiales al monte cercano y posición de El Cuezo. Hoy en día por fotografía aérea se ven restos de fortificaciones y trincheras en esa zona, aparte del propio camino de acceso.

Con los datos aportados por los fugados se puede hacer un mapa de las posiciones franquistas señaladas, siempre y cuando recurramos a un mapa antiguo, pues los modernos han hecho desaparecer varios términos.

ign2

Posiciones franquistas y republicanas en la zona de la fuga. El trazo morado indica el camino de herradura construido por el batallón de trabajadores y que fue usado para evadirse a territorio republicano. Montaje Crónicas a pie de fosa sobre mapa histórico de IGN (Instituto Geográfico Nacional).

Tenemos que imaginarnos las condiciones de vida en ese lugar, principalmente porque son soldados capturados en el frente de Bizkaia y Santander que tras pasar por distintas prisiones y campos de concentración, fueron clasificados y enviados a batallones de trabajadores cercanos al frente. De esta forma se hacían cumplir dos requisitos del naciente régimen, el servir como mano de obra esclava para redimir penas por redención del trabajo y otra para cumplir con el sistema de dispersión territorial. Consistía en enviarles a zonas alejadas de sus lugares de origen y evitar el contacto familiar como venganza por su lealtad a la República.

Los prisioneros a pesar de ser soldados, eran tratados como simples presidiarios sin ningún tipo de derecho. La jornada diaria era puro trabajo bajo condiciones de pésima alimentación y salubridad, aumentado su sufrimiento con la época en la que estaban, un lugar de frío intenso y nieve en plena zona pirenaica aragonesa.

El plan de fuga lo desconocemos, pero podemos intuir como y de que forma pudo suceder viendo el lugar en el que estaban. Es lógico pensar que por el número de fugados era un plan perfectamente planificado, valga la redundancia. Una fuga a bote pronto y sin planificación no arrastra a tal número de fugados. Una vez aceptado el plan tendrían que tener claro que el tiempo y la distancia a lugar seguro tenía que ser lo más rápida posible. Una fuga hacia el frente tenía el inconveniente de atravesar las lineas sublevadas que estaban en alerta y en constante contacto bélico con los republicanos del otro lado. Una fuga hacia el interior de la zona “nacional” tampoco era efectiva por el temor a ser capturados rápidamente y además tendrían que dispersarse para pasar desapercibidos en pequeños grupos. Solo tenían una opción posible, hacia las lineas del frente republicanas que se encontraban en dos posiciones de relevancia, La ermita de Santa Orosia en la cota 1638 y el Monte Oturia a partir de la cota 1700. Esos monte eran un excelente observatorio republicano sobre Sabiñánigo. Allí estaban los milicianos del batallón FETE (Federación Española de Trabajadores de la Enseñanza, sindicato adscrito a la UGT) y soldados del batallón Alpino. La distancia no era mayor que una decena de kilómetros hasta la primera posición republicana en las inmediaciones de la ermita, pero dada la orografía del terreno, el clima y los soldados rebeldes que montaban guardia y patrullaban la zona hacían muy difícil la huida.

Aún así estamos seguros de que fue la ruta que tomaron, aprovechando seguramente la noche y el conocimiento que tenían del camino, emplazamiento de los soldados de guardia y posiciones enemigas en el frente. Los republicanos estaban cerca, incluso esperaban algo parecido, ya que estaban acostumbrados a pases de evadidos y desertores del ejército rebelde.

Después de allí la ruta hacia la frontera francesa por territorio controlado por el ejército republicano era fácil, solo les quedarían unos 40 kilómetros desde las posiciones republicanas. La salida de España podría haber sido por las inmediaciones del Puerto de Portalez, atravesando la sierra montañosa. De allí a Barcelona a presentarse ante la delegación del Gobierno de Euzkadi en Catalunya en pocos días.

oturia

Vista aérea del área de fuga, desde Yebra de Basa y Sobás hacia la ermita de Osorio y monte Oturia al norte, ya en territorio republicano. Imagen Google.

No sabemos cuantos se fugaron en total o si cogieron alguno. Solamente sabemos que 18 lograron pasar la frontera y entregarse a los Gendarmes franceses. El Gobierno francés les daba a elegir, o regresar a territorio enemigo otra vez o bien entrar nuevamente en España a la zona republicana libre por Catalunya. Meses después esa alternativa volvió a presentarse a los soldados de la 43º División cuando tras luchar durante un tiempo en Bielsa, son copados y tienen que internarse en Francia. Allí son desarmados y los que no quieren regresar a territorio nacional, son enviados en tren a la frontera catalana para volver a integrarse en el Ejército Republicano.

INVESTIGACION

No se conoce el día de la fuga, ya que no aparece en documentos republicanos ni franquistas. Ninguna parte quería dar información al enemigo, ya que podría serles contraproducente. Solo tenemos una pista, el día 20 de febrero estaban a disposición de los oficiales de Información, pues en una de las fichas completada en Barcelona en la delegación vasca, pone a lápiz ese día. Al día siguiente hacen las declaraciones juradas y el día 1 de marzo son inscritos otra vez como soldados del Gobierno de Euzkadi en Catalunya tal y como consta en las nuevas 18 fichas.

Esas fichas descubiertas, en el Archivo Histórico de Euskadi (fondo Departamento de Defensa 1937-1939), son un archivo de 592 fichas personales descrito como “Fichero de evadidos del campo faccioso y de prisioneros canjeados”. Entre todas ellas  nos interesan 18 de ellas, todas con el nº 1.167 de expediente en común, pues nos aportan algo más de información; como por ejemplo el batallón al que pertenecían cuando fueron capturados y el nombre y apellidos reales sin errores.

Jerardo Eguia Lausirica soldado del batallón Mungia del P.N.V.; Jerónimo Echevarria Lecue soldado del batallón Itxas-alde del P.N.V; Manuel Cahué Artola soldado del batallón Madrid de U.G.T; Andrés Beltran Elosegui cabo del batallón Gordexola del P.N.V; Enrique Barrena Borroño soldado del batallón San Andrés de S.T.V/P.N.V; Andrés Arrizabalaga Inda soldado del batallón Loyola del P.N.V; Nicolás Bilbao Bilbao soldado batallón Mungia del P.N.V; Jesús Ladislao Bolumburu soldado del batallón Martiatu del P.N.V; Alberto Pérez Peña cabo del batallón Gordexola del P.N.V.; Marcial Inchuspe Rezola soldado del batallón San Andrés de S.O.V.; Vicente Iriarte Astola soldado del batallón 2º de Ingenieros del P.N.V; Elias Zabala Sarria soldado del batallón Malato del P.N.V; José Ganchegui Lizarralde soldado del batallón Amuategui del P.N.V; Francisco Bilbao Gastañaga cabo batallón Martiatu del P.N.V; Enrique Iriarte Unzueta soldado del batallón 2º de Ingenieros de U.G.T.; Emilio Hernández Vázquez soldado del batallón San Andrés de S.O.V.; Juan Ganchegui Azcagorta soldado del batallón U.H.P del P.C y Agustín Mendizabal Bilbao soldado del batallón Martiatu del P.N.V.

collage

Grupo de 18 fichas de soldados del Gobierno de Euzkadi completadas en la delegación de Catalunya. Montaje de Crónicas a pie de fosa sobre fichas del Archivo Histórico de Euskadi. Gobierno de Euzkadi-Fondo Departamento de Defensa (evadidos).

Como podemos ver, tenemos en el grupo de 18 fugados tres cabos y 15 soldados de tres orientaciones políticas distintas: 14 nacionalistas que son la mayoría, tres socialistas y un comunista.

Solo tenemos alguna pista de Juan Ganchegui, José Ganchegui y de Emilio Hernández. De éste último sabemos que pidió un duplicado de la ficha el 20 de noviembre de 1938 a las autoridades militares del Gobierno de Euzkadi (Ponencia Interdepartamental) para pedir algún tipo de subsidio.

A Juan Ganchegui Azcagorta y de José Ganchegui Lizarralde se les cita como vecinos de Bergara (Gipuzkoa) en el libro 1936ko GERRABERGARAN.

De José Ganchegui Lizarralde dice que fue Comisario de Guerra de STV (P.N.V) en el batallón Amuategui.

Y de Juan Ganchegui Azcagorta dice que desertó del servicio militar en Burgos, tal y como señala el expediente BUA 02C/2730-0o del Archivo Municipal de Bergara (Bergarako Udala Artxiboko).

El relato transmitido por la familia de unos a otros es que una vez en Burgos haciendo la mili desertó. Y la verdad es que el propio expediente no da más detalles sobre si se fugó una vez allí o no llegó nunca a hacer la mili.

La realidad en nuestra modesta opinión, ya que no existe ningún expediente militar abierto en Burgos a su nombre, tan solo el del Ayuntamiento de Bergara, es que no se presentó a la llamada de caja de reclutas. Cada ayuntamiento después de ser ocupado por los franquistas, hacen un llamamiento a filas por quintas para incorporarse nuevamente al ejército al no reconocer el tiempo prestado en el Ejército Popular de la República o Ejército de Euzkadi en este caso.

Juan Ganchegui en el mes de septiembre de 1936 cuando los sublevados toman Bergara, ya estaba luchando en partidas de milicianos y a punto de incorporase al naciente Ejército de Euzkadi en el batallón de U.H.P nº 5, (Unión Hermanos Proletarios) de J.S.U (Juventudes Socialistas Unificadas del Partido Comunista). Aparece en las nóminas de la segunda quincena de noviembre de 1936 en la 3ª Cia. y a su hermano Manuel en la Cia. de ametralladoras. A partir de esa fecha hasta julio de 1937 Juan estará a caballo entre la 3ª y la 4ª Cia. y su hermano Manuel seguirá en la de ametralladoras, que luego pasará a llamarse 5ª Cia. A Juan Ganchegui le toca el  número de chapa 59.705 y a su hermano Manuel el número 59.800.

juan Ganchegui Azcagorta

Ficha del soldado vasco Juan Ganchegui Azcagorta. Inscrito en Barcelona tras su evasión del campo faccioso el 1 de marzo de 1938. Archivo Histórico de Euskadi.

Ambos aparecen en las últimas nóminas de julio y nos indica que corrieron la misma suerte de ser capturados, aunque al final tivieron distintos destinos. La familia recuerda que a manuel lo enviaron a Andalucía sin poder aportar más datos.

Las nóminas del batallón abonadas nos dan una idea de cuando fue capturado Juan Ganchegui. La nómina de la primera quincena (1-15 de julio) dice que estaba de baja, aunque no especifica si enfermo o herido. En la nómina de la segunda quincena (16-31) vuelve a estar en servicio en su compañía. La nómina, firmada y tramitada en Mioño-Laredo en la primera semana de agosto de 1937, informa que se le abona la totalidad de la quincena. Después de esa fecha ya no hay más nóminas por la capitulación nacionalista y fin del Ejercito de Euzkadi en Santoña el 24 de agosto de 1937.

juan Ganchegui Azcagorta. nomina

Recorte de la nomina de la segunda quincena de julio (16-31) de 1937 en la que aparece el abono al soldado Juan Ganchegui Azcagorta. Archivo Histórico de Euzkadi. Gobierno de Euzkadi. Fondo Departamento de Defensa (nóminas batallones).

La campaña de Bizkaia había terminado para la 4º Brigada Mixta, creada el marzo de 1937 con los batallones “Martiatu”, “Malatesta”, además del “U.H.P” al perder los dos primeros. Tuvo que reforzarse para continuar con la campaña santanderina, ya que fue uno de los batallones que no se rindió y continuó luchando, ahora con los batallones “U.G.T 2”, “C.N.T 2” y “Simón Bolibar”. Ahora estaban integrados en la 157ª Brigada Mixta de la 48º División del XIX Cuerpo del Ejército.

Su historia acaba el 23 de agosto en los alrededores del río Saja, es decir un día antes del fin del Ejército de Euzkadi. Es en ese momento o inmediatamente después cuando pudieron ser capturados por los rebeldes. Su destino cercano más probable sería la prisión de El Dueso en Santoña (Cantabria) dada su cercanía o la propia Santander que cae el 26 de agosto. Después de ahí perdemos su pista, pero con total seguridad formará parte del contingente de prisioneros que ira de cárcel en cárcel hasta ir a parar al batallón de trabajadores de Huesca unos meses más tarde.

Prisioneros_republicanos_de_varios_frentes_7

“Gudaris empleados en trabajo de fortificaciones descansando y comiendo. Al fondo el Pirineo”. Frente de Aragón. 24.12.37. Alto Aragón.-Jaca-Sabiñanigo. Biblioteca Digital Hispánica, GC-CAJA/39/10. Prisioneros republicanos en varios frentes.

Del resto de fugados no conocemos nada, se les pierde la pista. No aparecen sus nombres en el listado de muertos y desaparecidos en la guerra civil del Gobierno Vasco. Tampoco hemos encontrado ningún registro militar del Departamento de Defensa del Gobierno de Euzkadi. No los encontramos ni como refugiados, exiliados, seguridad social, campos de prisioneros en Francia, etc. Tan sólo aparecen sus fichas como soldados evadidos del campo faccioso. El propio PARES tiene fichas de cartulina individuales con datos similares a los proporcionados por el Archivo Histórico de Euskadi.

Podría darse el caso incluso que alguno de ellos, tratase de salir fuera de Catalunya antes de la caída de Barcelona por barco, hacia México o los países sudamericanos. También Francia o algún país europeo podía ser destino para la huida, por lo menos mientras no comenzara la futura invasión nazi, después era un territorio tanto o peor que la España franquista.

Solo sabemos que se inscribieron nuevamente como soldados en la Delegación Vasca en Barcelona el 1 de marzo de 1938 y que muy posiblemente pasaran a engrosar la Brigada 142ª Vasco-Pirenaica. Ello se debe a que el Gobierno de Euzkadi estaba interesado en mantener parte de su desaparecido Cuerpo de Ejército en Catalunya, pero que el Gobierno de la República no lo quería de forma autónoma e independiente, sino dentro del organigrama militar republicano y como todos sabemos, diluido en distintos batallones y compañías.

11

“Batallón de Montaña Pirenaico formado recientemente por el Gobierno de la República”. Biblioteca Digital Hispánica,GC-CAJA/56/8. Ejército Popular de la República. Batallón de Montaña Pirenaica. Torrents, P. Luis

Desconocemos cuantos se alistaron en él para volver a luchar, si alguno falleció en combate o desapareció en acciones bélicas. Seguimos buscando en diferentes campos de investigación. Incluso puede que no se alistara ninguno y todos regresaran a casa una vez finalizada la guerra y el tiempo de posibles represalias.

Sabemos incluso que no todos los soldados evadidos del campo faccioso estaban interesados en seguir la guerra. Prueba de ello es un documento, localizado en el Archivo Histórico de Euskadi. Es un informe elaborado por Defensa-Secretaría General de la delegación del Gobierno de Euzkadi en Catalunya, fechado el 23 de noviembre de 1937, en el que entre otros asuntos detalla los problemas que tiene con los evadidos:

Información referente a la brigada 142.

CANJEADOS Y EVADIDOS.- Problema es este que debe de preocuparnos honradamente, puesto que el número de evadidos es cada día mayor, así como el de canjeados, pues según se asegura van a continuar realizándose más canjes y no es menos cierto, que tanto unos como otros, tienen pocas ganas de volver al frente y como esto puede causar disgustos a los interesados, creemos sería necesario dirigirse a las Organizaciones políticas y sindicales de Euskadi, haciéndoles saber la necesidad de que todos estos evadidos y canjeados, si son Oficiales revaliden su nombramiento y los demás, se controlen debidamente y ver si es factible dar la solución en lo que apuntábamos respecto a los evacuados del ejército de Euzkadi”.

Los evadidos y canjeados que “voluntariamente” quisieron, junto con todos los soldados llegados de Euskadi tras la caída del norte, son enrolados en la 142 brigada Vasco-Pirenaica. Su lucha continuó por el frente de Aragón, Valle del Ebro y Catalunya, hasta la partida al exilio por la frontera francesa el 9 de febrero de 1939.

BIBLIOGRAFIA.

Archivo Histórico de Euskadi-Euskadiko Artxibo Historikoa. Fondo del Gobierno Vasco- Dedartamento de Defensa.

Portal de Archivos Españoles. Victimas de la Guerra Civil y Represaliados del Franquismo (PARES)  http://pares.mcu.es/

Biblioteca Digital Hispanica. Biblioteca Nacional de España.

Gooogle Mamps.

1936ko GERRA_BERGARAN.- 1937 Intxorta Kultur Elkartea y Bergarako Udala. San Sebastián 2015.

https://cronicasapiedefosa.wordpress.com/2018/06/12/informes-secretos-de-evadidos-antes-y-despues-de-la-caida-de-bilbao/

Vestigios de la provincia de Huesca, localizados por el Gobierno de Aragón, a través del Programa Amarga Memoria según investigaciones de Fernando Martínez de Baños y recogidos en el libro “Vestigios de la Guerra Civil en Aragón. Huesca”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s