MAQUIS: “OPERACION RECONQUISTA DE ESPAÑA”

Columna de maquis

Jesús Pablo Domínguez Varona & Aiyoa Arroita Lafuente.

La exhumación reciente de dos maquis en Fuencalderas (Zaragoza) ha reavivado el interés por esos luchadores y guerrilleros que dieron su vida por intentar traer la república a España años después de terminada la guerra civil.

Por tal razón este artículo, primero un poco de historia relativa al movimiento maqui o guerrillero en España y después con un informe o comunicado oficial sobre la propia exhumación a cargo del director y arqueólogo de la excavación Javier Ruiz Ruiz.

MAQUIS, ¿HEROES O BANDOLEROS?

Durante la dictadura franquista la prensa hábilmente controlada por el régimen, presentaba a unos hombres que vivían escondidos en lo más profundo de los montes como bandoleros, asesinos y gente sin escrúpulos que pretendía acabar con la recién estrenada España, la de “Una, Grande y Libre”.

Solamente los que tenían algún contacto con ellos veían en esa gente la única esperanza por ver el regreso de la República.

Sin embargo aislados, abandonados por Europa y más tarde por su propio partido el PCE, se mantuvieron algunos años subsistiendo como podían por medio del robo y en ocasiones incluso con el asesinato, lo que les granjeo su ya definitivo “san benito”.
¿Pero quiénes eran los maquis y que representaban en la historia de España, primero durante la República, mas tarde en su exilio en Francia y por ultimo otra vez en su país ocultos por los montes españoles?.

El maquis, también conocido como la guerrilla, Resistencia Española o GE (Guerrilleros Españoles), fue el conjunto de movimientos guerrilleros antifascistas de resistencia en España que comenzó durante la Guerra Civil en 1937 y acabo allá por los años 60 como empezó, a tiros, primero contra la sublevación franquista y más tarde contra el propio régimen instaurado.

Sus orígenes hay que situarlos en los grupos de personas que, frente al avance de las tropas franquistas que los acorralan, se echan al monte con las armas que portan pero lejos del control gubernamental militar republicano. Dada la inseguridad creada por la represión de los sublevados en zona conquistada y en retaguardia, son muchas las personas implicadas en movimientos políticos de izquierdas que deciden no entregarse, pasando a convertirse en lo que se dio en llamar “huidos”. Estas personas en ocasiones simples simpatizantes, se escondieron mayoritariamente en sus casas o casas de familiares, siendo en un principio una minoría la de los que buscaron refugio en las montañas. A estos primeros huidos se fueron añadiendo desertores, evadidos de penales y campos de concentración. Estos grupos dispersos fueron el inicio de las posteriores agrupaciones guerrilleras.

El carácter político de las guerrillas fue tan variado como lo había sido el bloque republicano durante la guerra civil, con presencia importante de comunistas, socialistas y anarquistas. Sin embargo el predominio comunista fue ganando en relación a las demás corrientes políticas y sociales.

El bando republicano toma conciencia de las posibilidades que ofrece una guerra de guerrillas en la retaguardia enemiga. La idea se plasma en la creación, del XIV Cuerpo de Ejército Guerrillero en octubre de 1937. Este nombre era el utilizado para el ejército republicano vasco hasta la caída del frente en el norte.

Los objetivos de este cuerpo a corto plazo eran la interrupción de las comunicaciones y suministros tras las líneas enemigas y la realización de operaciones especiales y sabotajes. A largo plazo, se contemplaba la continuación de la guerra contra el franquismo en caso de derrota en los frentes convencionales.

Al final de la guerra, habían actuado en varios frentes de guerra y la derrota republicana conllevó la desaparición del cuerpo como unidad militar. Cada uno se las apañó como pudo, algunos se quedaron a luchar en España y otros pasaron la frontera para continuar la lucha desde Francia.

maquis-1

Una compañía de la 35 brigada de la UNE.                                                          http://heraldodemadrid.net/2014/12/08/setenta-anos-de-la-invasion-maquis-del-valle-de-aran/

PERDIDA ESPAÑA, RECONQUISTA DE FRANCIA.

El comienzo de la segunda guerra mundial y la anexión de Francia a Alemania cambiaron los planes de regreso inmediato y un nuevo planteamiento se fijo en la cabeza de los exiliados.
La participación de los exiliados republicanos españoles en la resistencia francesa comenzó en julio de 1941 tras la invasión de la Unión Soviética por Alemania. Tuvieron un protagonismo especial dentro del maquis francés debido sobre todo a su experiencia militar tras casi tres años de guerra en España. Todos los componentes de la Agrupación Guerrillera Española consideraban la lucha en Francia contra los ocupantes alemanes y el gobierno colaboracionista de Vichy como el inicio del combate para liberar España.

Las cifras de combatientes españoles en las filas de la Resistencia francesa se acercan a los 11.000 como cifra cercana a la realidad. A partir de este momento, con la guerra ya encauzada en Francia, los resistentes españoles vuelven la vista hacia el sur de los Pirineos, a su propia casa.
Mientras en Francia los exiliados se organizaban para combatir al nazismo y preparar su vuelta a España para echar a los franquistas, en España se fueron creando y entrenando grupos guerrilleros formados prácticamente por huidos. El más importante de estos grupos fue la Federación de Guerrillas de León-Galicia, que más tarde los comunistas tomarían como ejemplo para poner en marcha las Agrupaciones Guerrilleras. Las montañas asturianas, fue uno de los principales escenarios de actuación de este grupo aunque también estuvo presente en los montes de León, oriente de las provincias gallegas, zona de El Bierzo y  Sanabria en Zamora.

El golpe de efecto de los maquis exiliados en Francia tuvo lugar inmediatamente después. Se creó un plan bélico a gran escala de invasión de España partiendo de sus bases en territorio francés y la operación más espectacular es la entrada en España de  7.000 hombres. A estos habría que añadir los 4.000 que entraron en las operaciones adicionales por las zonas pirenaicas gerundense, guipuzcoana, aragonesa o Navarra. Sólo hay que mencionar que unos 4.000 lo hicieron por el Valle de Arán, considerada el área de invasión principal. Estos cerca de 11.000 hombres bien equipados y con armamento pesado, el 19 de octubre de 1944 invadieron España desde Francia y fue denominada “Operación Reconquista de España”.

Maquis-en-el-Pirineo-1944-Ferrán

Mapa de operaciones maqui en 1944. (Maquis Pirineos. La gran invasión. (1944-1945). Ferrán Sánchez Agustí).

OPERACIÓN RECONQUISTA DE ESPAÑA.

La “operación Reconquista de España” fue planificada por el Estado Mayor de la AGE. Para efectuar la invasión se creó la División 204ª, formada por 12 brigadas. Como responsable militar de la misma se nombró a Vicente López Tovar.

El objetivo de esta ofensiva era la conquista del sector de territorio español comprendido entre los ríos Cinca (Huesca y Lérida) y Segre (Lérida, Gerona y Zaragoza) y la frontera francesa.

Posteriormente se declararía la zona conquistada bajo el gobierno de la República, por entonces en el exilio, para provocar un levantamiento general en toda España contra Franco. La esperanza era que ello obligaría a intervenir a los aliados para “liberar” España al igual que estaban “liberando” el resto de Europa de la amenaza nazi-fascista.

El ataque principal por el Valle de Arán (Lérida) se vio complementado por operaciones de distracción en otros valles pirenaicos durante las semanas previas, con objeto de distraer fuerzas enemigas. Además debían evaluar la situación en el interior y contactar con grupos de huidos. Los puntos más importantes de penetración a lo largo de la cadena montañosa fueron Roncesvalles y Roncal en Navarra, Hecho, Canfranc y Arán en Huesca, Andorra y Cerdaña en Cataluña, si bien hubo operaciones menores en otros puntos.

Las ofensivas de invasión maqui fueron repelidas por un gran número de efectivos que el régimen franquista trasladó a la zona, compuesto por guardias civiles, policía armada y batallones del ejército de las tres Regiones Militares implicadas, en este caso la IV catalana, V aragonesa y VI mixta que incluye a Navarra y País Vasco entre otras. En resumen, la defensa de las provincias limítrofes fronterizas pirenaicas que son Guipúzcoa, Navarra, Huesca, Lérida y Gerona. Cada batallón enviado contaba con entre 300 y 1300 soldados y aunque no se sabe cuantos batallones fueron enviados de cada Región Militar, se sabe que superaban en número a los efectivos guerrilleros.

El ejército guerrillero logró conquistar varios pueblos y aldeas, alzando la bandera republicana, llevando a cabo mítines antifranquistas en las plazas y controlando durante días parte de la frontera por donde entraron camiones con material y refuerzos. Sin embargo fracasó en la toma de Viella, en el Valle de Arán (Lérida), principal objetivo de la operación, y finalmente, desbordados por la desventaja numérica y material, comenzaron la retirada. El repliegue concluyó el 28 de octubre de 1944, cuando los últimos combatientes rebasaron la frontera, sin haber llegado a ver el esperado levantamiento civil republicano, latente en la sociedad pero oculto por miedo. Los cinco años de represión franquista había hecho mella en la sociedad y el poder militar sobre la población civil una realidad. Se calcula que murieron unos 300 guerrilleros y 700 fueron presos.

ABANDONADOS Y LUCHA HASTA EL FINAL.

Fracasada la invasión, los maquis españoles se quedan solos a su suerte junto con los que no regresaron a Francia, comenzaron una andanza de huida sin fin por los montes. La falta de recursos en las partidas llevó a éstas al robo de lo necesario para su sustento y manutención (ganado, alimentos, prendas de abrigo…),llegando en varias ocasiones incluso al asesinato de lugareños que ante los expolios les amenazan con denunciarles.

Las diferentes tácticas represivas por parte de las fuerzas de orden público del regimen franquista iban desde las batidas monte a traves a la utilización de “contrapartidas” guerrilleras para desenmascarar a los enlaces o la tierra quemada, que supuso el despoblamiento de amplias zonas de montaña, pueblitos, granjas y cabañas donde los guerrilleros encontraban apoyo, lo que privó a la guerrilla de su sustento. El uso de la tortura por las fuerzas represoras fue una práctica habitual en los interrogatorios.

El bloqueo informativo fue total. Por esta razón fuera de las áreas afectadas prácticamente se desconocían las actividades del maquis. En las escasas ocasiones en que aparecieron noticias en la prensa, éstas siempre se refirieron a los guerrilleros con el nombre de bandoleros, a fin de despojar sus acciones de sentido político.

Poco a poco los guerrilleros se fueron quedando solos. En los últimos años se produjeron intentos de pasar a Francia para escapar del cerco. Las detenciones se sucedieron en estos últimos tiempos. Muchos guerrilleros y colaboradores fueron juzgados sumariamente y fusilados o encarcelados. Otros murieron a manos de la guardia civil en aplicación de la Ley de fugas.
El periodo de mayor actividad maqui comprende desde 1938 hasta comienzos de la década de los 50,  con algunas partidas continúando en pie de guerra. El final lo marcan las muertes a tiros del militante de la CNT Quico Sabaté en el 1960; Ramón Vila Capdevila Caracremada, en el 1963, y José Castro Veiga Piloto en 1965.

Según datos propios emitidos por el regimen franquista, la actividad maqui entre 1943 y 1950 se registraron 8.054 «hechos delictivos», alcanzándose el máximo en 1946 (1.558 actos) y 1947 (1.463). En las acciones contra el maquis murieron 2.036 guerrilleros y 3.211 fueron hechos prisioneros, mientras que la Guardia Civil sufrió 243 muertos y 341 heridos. Fueron detenidas 17.861 personas como «encubridores» y «cómplices» de la guerrilla.

Durante los años de actividad guerrillera en España, fueron detenidas 20.000 personas por colaborar con los maquis.

“MURIERON CON LAS BOTAS PUESTAS”.

Recientemente se han exhumado en el cementerio de Fuencalderas (Zaragoza) a dos personas muertas en acción en aquel año 1944 y que presumiblemente eran dos maquis que fueron enterrados con su ropa,  calzado y pertrechos militares.

11219231_10207666985333916_2579115388485615472_n

Las botas conservadas es lo primero que se ve en la fosa.

El siguiente comunicado lo ha redactado el arqueólogo director de la exhumación Javier Ruiz Ruiz y las fotografías que lo acompañan las ha realizado Miguel Angel Capapé Garro, presidente de la asociación A.R.I.CO Memoria Aragonesa.

En la página de facebook de Miguel Angel Capapé tiene un albúm de 300 instantaneas sobre la busqueda de la fosa y posterior exhumación. https://www.facebook.com/miguelangel.capapegarro/media_set?set=a.10207666930972557.1073741851.1270468531&type=3&pnref=story

Dicha asociación nos ha dado permiso para reproducir totalmente el comunicado de la Asociación Charata de la página oficial de A.R.IC.O. https://aricomemoriaaragonesa.wordpress.com/2015/10/25/exhumacion-de-dos-guerrilleros-en-fuencalderas-zaragoza/ .

Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo.
Comunicado de prensa, 24 de octubre de 2015.
Contacto: Fco. Javier Ruiz Ruiz, Miembro de Charata y arqueólogo.                                Tel. 606394613                      Correo. jrrcadix@hotmail.com

12188878_10207667006494445_6981510170963584362_n

Planimetría de la fosa de Fuencalderas (Zaragoza) antes de la exhumación.

EXHUMACIÓN DE DOS GUERILLEROS EN FUENCALDERAS (ZARAGOZA).

Año 1944. Han pasado cinco años desde el final de la Guerra Civil (1936-1939), pero no ha llegado la Paz a millones de hogares españoles derrotados. Cientos de miles de ellos sufren su oposición al nuevo régimen en las cárceles y miles de ellos serán fusilados tras el paripé judicial de un Consejo de Guerra militar. Mientras tanto otros cientos de miles de compatriotas se han visto obligados a abandonarlo todo y muchos de ellos siguen luchando bajo otras banderas contra el fascismo, ahora encarnado en la figura de la Alemania nazi y sus aliados fascistas, en el fiordo de Narvik (Noruega), en la Francia ocupada, en los desiertos de Libia contra el Afrika Korps o en las gélidas estepas rusas.

Producido el desembarco de Normadía el 6 de junio de 1944, Francia será liberada en los siguientes meses, en parte por los Aliados, pero grandes zonas serán liberadas por la acción de los distintos grupos que forman la Resistencia, entre esos partisanos, guerrilleros o maquis están miles de esos luchadores antifascistas españoles que llevan a sus espaldas casi 10 años de constante lucha. Todo el Sur de Francia será liberado de la ocupación alemana por el maquis español y en muchas otras regiones colaborarán a ello.

Tras tantos años de lucha, los guerrilleros españoles exiliados en Francia y agrupados en torno a la UNE (Unión Nacional Española), promovida por el PCE, piensan que las tornas han cambiado. Abandonados por las democracias europeas durante la Guerra Civil, consideran que ahora que se acerca el final de la Alemania nazi y de la Italia fascista, los Aliados les apoyarán en su lucha contra la España franquista. El 19 de octubre de 1944 lanzan la llamada Operación Reconquista sobre el valle de Arán con la finalidad de liberar una pequeña porción del territorio español y forzar el apoyo a su causa. Pero de nuevo serán relegados ante el nuevo temor de las democracias occidentales, la Guerra Fría. Su abandono se sellará definitivamente con el apoyo por parte de los EE.UU. (1953) al régimen franquista, un socio fiel en su lucha frente al comunismo soviético.

Héroes de la Resistencia en Francia y calificados de “bandoleros” en España, muchos de aquellos guerrilleros caerán muertos en desiguales combates contra las fuerzas del orden o bajo el piquete de ejecución. Han transcurrido casi otros 40 años de Democracia sin que se haya avanzado significativamente en el reconocimiento a estos guerrilleros. No se ha articulado ninguna política de Estado para anular sus juicios como “bandoleros” y honrar su lucha contra un régimen dictatorial, más allá de algunos reconocimientos públicos y bienintencionados en la Congreso de los Diputados o en parlamentos autonómicos. A día de hoy muchos de sus cuerpos permanecen abandonados en cementerios y montes, desconociéndose siquiera sus nombres. Y para colmo el senador del PP José Joaquín Peñarrubia se permite mentir recientemente afirmando la inexistencia de fosas de víctimas del franquismo.

12190796_10207666932532596_8898185072051483908_n

Cementerio de Fuencalderas (Zaragoza).

LA EXHUMACIÓN DE LOS GUERRILLEROS.

La Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo con la colaboración de la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), iniciaron el pasado viernes 1º de Mayo la intervención arqueológica de localización y exhumación de una fosa común con dos guerrilleros antifranquistas en el cementerio de Fuencalderas (Zaragoza). Durante cuatro días se realizaron cinco sondeos, todos ellos con carácter negativo, en los puntos donde tradicionalmente diversos testimonios orales indicaban la posible existencia de la fosa común.

Una vez analizados los nuevos datos orales y la información arqueológica recogida durante esos días de trabajo en Fuencalderas, se plantearon nuevos sondeos arqueológicos, y los trabajos se retomaron entre los días 16 y 21 de octubre, realizándose cuatro sondeos más que finalmente han permitido recuperar los restos de ambos guerrilleros. Éstos fueron enterrados individualmente en el interior del cementerio, uno a continuación del otro, sin ataúd y con toda su vestimenta, de la que se han hallado diversos restos de indumentaria militar como las botas, elementos de correaje, botones, etc. Ambos esqueletos presentan varias fracturas probablemente causadas por impacto de bala y otras evidencias de muerte violenta, aunque será el posterior análisis forense el que establezca fehacientemente la causa de la muerte.

12187870_10207666993694125_7807939561625267154_n

Fosa común en el cementerio con los dos combatientes maquis.

Los dos guerrilleros antifranquistas murieron la noche del 31 de octubre de 1944 durante un enfrentamiento con la Guardia Civil en el cercano paraje denominado Sierra Mayor (Agüero, Huesca), en los límites de las provincias de Huesca y Zaragoza. Ambos formaban parte de un grupo que habría entrado días antes en España muy probablemente por el valle del Roncal (Navarra), con la finalidad de apoyar la Operación Reconquista que se desarrollaba en el valle de Arán. Los cuerpos de los fallecidos fueron transportados hasta Fuencalderas en un camión, tapados con una manta que tan sólo dejaba ver sus botas. Al día siguiente fueron trasladados al cementerio y enterrados juntos envueltos en una manta y de manera anónima en una fosa común sin señalizar. En este relato se ponían de acuerdo los numerosos testimonios orales recabados en Fuencalderas, pero sin embargo discrepaban a la hora de señalar el lugar exacto del enterramiento, habiéndonos señalado casi una decena de localizaciones dentro del cementerio o al exterior del mismo. En definitiva, aunque el hecho era perfectamente conocido por muchos vecinos, el tiempo había desdibujado los hechos, ignorándose en la actualidad dónde se encontraba la fosa.

Restos de los dos maquis hallados en la excavación de Fuencalderas.

En la medida de nuestras posibilidades, continuaremos trabajando en la investigación histórica ya iniciada con la consulta documental en diversos archivos, con la finalidad averiguar la identidad de los dos guerrilleros fallecidos, que podrían pertenecer a la 522ª o a la 560ª Brigada. Según informaciones orales uno de ellos podría ser natural de Muel o Alfajarín (Zaragoza) y el otro de la zona de Palencia o León. Si alguien dispone de más información al respecto rogamos se ponga en contacto llamando al 606 39 46 13 o escribiendo un correo electrónico a la dirección: jrrcadix@hotmail.com.

AGRADECIMIENTOS.

Los trabajos han sido dirigidos por los arqueólogos Francisco Javier Ruiz Ruiz y José Ignacio Piedrafita Soler, contando con asesoramiento histórico de Luis Pérez, que lleva años investigando la actuación de la guerrilla antifranquista en el antiguo partido judicial de Jaca y en las Altas Cinco Villas, y con la antropóloga forense Susana Gutiérrez. Y han participado numerosos voluntarios como Miguel Ángel Capapé, Inma Rebla, Luis Pérez, Mariano Diest, Antonio Maestro, Ricardo Gayán, Aitor Valiente, Ismael Sanz, Alberto Espés, Jesús Biota, Manuel Domínguez, Antonio Dieste, Albert Parra, Mariano Malón, José Luis Escabosa, etc.

La total falta de financiación económica necesaria por parte de las distintas instituciones del Estado, se ha suplido momentáneamente con el trabajo desinteresado del equipo técnico y de más de una quincena de voluntarios, contradiciendo de esta manera las palabras del actual portavoz del PP en el parlamento, Rafael Hernando. Así como gracias a una aportación económica de 800 euros por parte de una veintena de “amigos” del guerrillero Doroteo Ibáñez Alconchel, natural de Azuara, que como enlace de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (A.G.L.A.) con la dirección del P.C.E. en Francia, recorrió en numerosas ocasiones los montes de Fuencalderas en su caminar por la Sierra de Santo Domingo. Doroteo Ibáñez fue detenido en Francia en 1952 y entregado a la España franquista. Tras dos Consejos de Guerra fue condenado a muerte y ejecutado en Paterna el 10 de noviembre de 1956.

Finalmente, la Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo, la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO) y el equipo arqueológico quieren expresar su agradecimiento al Ayuntamiento de Fuencalderas, Ayuntamiento de Biel, “amigos” del guerrillero Doroteo Ibáñez, IU Cinco Villas, Luis Pérez, Mariano Diest, Ramón, casa rural O Caxico y a todos aquellos que han apoyado esta exhumación. Así como agradecer a todos los vecinos de Fuencalderas su amabilidad y el gran acogimiento recibido, y a todos los voluntarios por su trabajo desinteresado.

IMAGEN DE CABECEZA.

Insurgentes atravesando los Pirineos.

http://joseantoniobru.blogspot.com.es/2009/03/leon-blum-rodolfo-llopis-y-el-maquis.html

FUENTES CONSULTADAS.

La oposición política al franquismo. De 1939 a 1952. Heine, Hartmut.
Maquis. Historia de la guerrilla antifranquista. Secundino Serrano.
Clandestinos. El maquis contra el franquismo. MaDolors Marin Silvestre.
Frente Español de Liberación Nacional.
Maquis y Pirineos. La gran invasión. (1944-1945). Ferrán Sánchez Agustí.
http://joseantoniobru.blogspot.com.es/2009/03/leon-blum-rodolfo-llopis-y-el-maquis.html
https://heraldodemadrid.files.wordpress.com/2014/12/maquis-1.jpg

Anuncios

Un comentario en “MAQUIS: “OPERACION RECONQUISTA DE ESPAÑA”

  1. Muchas gracias Jesús y Aiyoa por darnos cabida en vuestra estupenda página. Un gran trabajo el que hacéis. Esperamos que si el trabajo de investigación que aún nos queda por delante completar no arroja los frutos esperados, sea a través de esta importante labor de difusión como pueda aparecer algún dato o algún familiar que nos permita identificar a estos dos guerrilleros.
    Un fuerte abrazo, Javier Ruiz.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s